DUMPING SOCIAL

Tradime muestra su indignación tras el rechazo de España a unirse a la Alianza por la Carretera

Tradime muestra su indignación tras el rechazo de España a unirse a la Alianza por la Carretera
06/02/2017
Tradime Aragón ha mostrado su indignación tras conocer que el Gobierno de España ha rechazado unirse a la Alianza por la Carretera contra el dumping social y el fraude en el transporte. Acusan al Ejecutivo de no defender los derechos de los trabajadores y empresas españolas del sector. 

Zaragoza, 3 de febrero de 2017

 

La Asociación Empresarial de Transportes Discrecionales de Mercancías de Aragón (Tradime) ha denunciado la postura del Gobierno de España de rechazar unirse a la Alianza por la Carretera contra el dumping social y el fraude en el transporte. Esta alianza, impulsada por Francia y secundada por otros ocho países europeos, entre los que están Alemania e Italia, tiene como objetivo llegar a acuerdos y buscar soluciones conjuntas para luchar contra la grave situación de competencia desleal que se da en este sector.

 

El presidente de Tradime, Santiago López-Montenegro, ha señalado sentirse "francamente indignado" por la decisión de España de no respaldar esta alianza. "Entendemos que el Gobierno español no es sensible a todo lo que conlleva el dumping social y con esta decisión se aleja de la defensa de los derechos de los trabajadores y empresas del transporte en nuestro país", ha explicado.

 

En este sentido, López-Montenegro ha señalado que hay países que llevan varios años legislando para proteger sus mercados del dumping social, un delito económico que se caracteriza por ofrecer productos o servicios más baratos que la competencia gracias a una mano de obra a precio de explotación, con condiciones laborales abusivas y bajos salarios.

 

Es por ello que López-Montenegro alerta de que quedarse fuera de esta alianza, que también contempla la defensa de instaurar un salario mínimo del transporte en Europa, puede provocar "un efecto llamada para los transportistas de terceros países que trabajan con condiciones laborales de sus países de origen, provocando un incremento de la competencia desleal en nuestro país".

 

El presidente de Tradime señala que la Alianza por la Carretera es "necesaria e imprescindible para luchar contra las empresas que abusan de las condiciones laborales de sus trabajadores". Asimismo, López-Montenegro explica que desde Tradime Aragón llevan tiempo luchando para combatir el intrusismo profesional y la competencia desleal en el sector para defender los derechos de los transportistas.

Noticias Noticias Noticias Noticias Noticias Noticias Noticias Noticias